junio 21, 2024
Un pescador navega junto a parte de la infraestructura en ruinas de una plataforma de la petrolera estatal venezolana, PDVSA, en el lago de Maracaibo en Cabimas, el 9 de mayo de 2019.Michael Robinson Chávez (The Washington Post vía Getty Images)

La red de exministros chavistas investigados en Andorra por las pérdidas de 2.000 millones de petróleo de Venezuela (PDVSA) fue protagonizada por un tren gasista desenfrenado mientras perpetraba la expropiación de la principal empresa estatal del país latinoamericano. La compra de un helicóptero por 2,6 millones de dólares, 22 preciados vehículos por 5,7 millones ―algunos de estos blindados― o el pago de 5,2 millones y una tarjeta de felicitación fueron algunos de los gastos que salvaron a la trama entre 2007 y 2015, según información confidencial Información de la Unidad de Inteligencia Financiera de Andorra (Uifand) que desveló a EL PAÍS.

El documento revela que la organización adquirió un nuevo helicóptero Eurocopter Ec135 por 2,6 millones en noviembre de 2011. Con capacidad para seis pasajeros y piloto, este modelo cuenta con una cabina espaciosa, sistema de reducción de ruido y se comercializa como una opción solvente para particulares.

La trama se urdió con el dirigible a través de la mercantil panameña Alta Asesoría y Consultoría S.A., que controla al empresario y contrata al jefe del grupo corrupto, Luis Mariano Rodríguez Cabello, según Uifand. El documento de los investigadores andorranos fue presentado en noviembre de 2022 y publicaba los pagos autorizados por la organización a través de un intrincado cobro de cuentas en el Banco Privado de Andorra (BPA), donde el rojo supuestamente escondía su botón.

Imagen de un helicóptero H135, modelo anteriormente denominado Eurocopter EC135. Christian Keller (Airbus)

La pasión por volar también se rompe en la negociación de aviones privados. El empresario Diego Salazar, supuesto cerebro del grupo, recibió 356.263 dólares entre marzo y agosto de 2009 en este partido. La suma le permitió apoyar el traslado de pasajeros en los dirigibles Hawker 1000, que está diseñado para carros de larga distancia y ofrece capacidad para los ojos de los pasajeros y los viajeros.

A través de la sociedad instrumental (sin actividad) de Rodríguez Cabello, los ingresos que exponía el camión cisterna también se compraron por 5,7 millones entre 2014 y 2015 para un total de 22 vehículos. La flota móvil incluía, entre otros, todos los Toyota 4 Runner Limited, 12 Toyota Corolla, un Toyota Land Cruiser ―que fue adquirido blindado en un concesionario de Miranda (Venezuela)― y otro todoterreno de la misma marca, modelo Runner 2015.

Leer más  El primer Gabinete del Sinn Féin en Irlanda del Norte ha revivido la idea de la reunificación de la isla | Internacional

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

La seguridad era una de las prioridades de la organización. Y, por ello, el complot costó otros 328.000 dólares para asegurar su flota. Dos vehículos SUV (todo terreno ligero o urbano) fueron equipados con protección de nivel 5, diseñada para evitar agresiones y peligros y resistir armas cortas y grandes, como rifles.

El sonido de un Ferrari

La atracción por el lujo fue otra constante entre los saqueadores. El hombre rojo recibió en septiembre de 2011 una suma de 350.000 dólares para practicar con un Ferrari GTB Fiorano, un exclusivo deportivo fabricado en aluminio. La información no reveló si finalmente Rodríguez Cabello adquirió el vehículo.

Imagen de un Ferrari GTB Fiorano en una exhibición de autos en Aviñón (Francia) en marzo de 2012. Jean-Marc Zaorski (Gamma-Rapho/Getty)

También estuvo jugoso y sorprendente en el juego de abogados. La organización pagó a través de su testaferro 5,2 millones de dólares entre 2011 y 2014 a los búfalos venezolanos Mata, Borjas y Priwin. Las facturas estaban escritas bajo conceptos imprecisos como “honorarios por servicios” y “gastos del proyecto inmobiliario”.

El letrado Albino Ferreras Garza, quien en 2011 fue socio del citado bufete, estrechó su relación profesional con el grupo de políticos chavistas en un contrato con la empresa InverDT CA, que tenía entre sus socios a Rodríguez Cabello y Diego Salazar. «Fuimos contratados por el departamento jurídico de InverDT CA para participar en lo que en ese momento era una investigación sobre supuesta legitimación de capitales instruida en la Fiscalía de Andorra», responde el abogado a este diario por correo electrónico.

Ferreras Garza es una carta cercana a las autoridades venezolanas y ha sido asesor legal de otras figuras participantes en la supuesta trama de cobro de sobornos de la energía y sus filiales, como Rafael Sarría o Fidel Ramírez, según Armando.info.

Leer más  250 juristas españoles han pedido al Gobierno que responda a la denuncia de Sudáfrica contra Israel por genocidio | Internacional

Un ‘entrenador’ de 120.000 dólares

El análisis de los pagos revela curiosas inversiones por valor de 120.000 dólares distribuidos en marzo de 2014 por los servicios de educar.

El rojo, que gestionaba un emporio inmobiliario valorado en 52 millones que incluía 21 propiedades de lujo, como desarrolló este periódico, destinó buena parte de su cola de fondos a sacar y adornar sus inversiones en los ladrones. Así, la trama pagó 200.000 dólares por el proyecto de remodelación de tres departamentos en el edificio Torre Edicampo de Caracas; 200.000 en carpintería; 198.369 para iluminación de talleres residenciales y espacios habitables; 178.000 para cuadrillas de aire acondicionado; 80.530 en artículos de decoración; y 55.489 para “consultoría en seguridad e infraestructura”, según los documentos.

La parte de decoración y complementos se completa con una factura de 123.900 euros que fue abonada en octubre de 2012 en la exclusiva empresa francesa de platos y jarrones Christofle.

Emprendimiento con fondos petroleros

A través de la firma instrumental del presunto hombre de paja de la organización, Luis Mariano Rodríguez Cabello, la organización que salvó a Pdvsa también pagó más de un millón de euros en el proyecto de construcción de un comedor industrial en Caracas. La suma incluía equipos de cocina por valor de 169.484 dólares.

Un trío de exfuncionarios de la poderosa empresa estatal y ex ejecutivos chavistas integraron el equipo que existió PDVSA entre 2007 y 2012. Los ex hombres fuertes del ex presidente Hugo Chávez (1999-2013), los ex viceministros de Energía de Venezuela Nervis Villalobos y Javier Alvarado, formó parte de esta organización que hacía un espectáculo para ocultar al grupo de la comisión ilecal. La trama supuestamente permite que el 10% de los empresarios, en su mayoría chinos, sigan decisiones públicas en el sector energético y sus filiales.

Para amar el reverso del dinero negro de la supuesta paga de los recién nacidos, la organización ocultó su botón entre una lona opaca de sábanas en la BPA, a 7.400 kilómetros de Caracas. El entramado costa afuera circuló a través de tres empresas en Suiza y Belice.

Leer más  Menos de 99 muertos, más de 3.000 casas quemadas y sospechas de intencionalidad: el brutal incendio que azotó Chile

Para disimular la legalidad del robo, los ingredientes se disfrazaron bajo la apariencia de uno de los trabajos de asistencia que, según los investigadores, no existía. La Justicia andorrana atribuye a los integrantes de la trama capital blanco en un establecimiento bancario. Y la BPA, la entidad del pequeño país pirenaico que se ha abrazado a la cola del dinero sucio, fue intervenida en 2015 por las autoridades de este país por el presunto blanqueo de capitales de grupos criminales.

El abogado de los chavistas: “No hubo motivos legales para el bloqueo”

El escritor Albino Ferreras Garza, quien en 2011 integró el club venezolano Mata Borjas, Priwin y Ferreras -firma que se llevó 5,2 millones de la trama chavista entre 2011 y 2014, según la Unidad de Inteligencia Financiera de Andorra (Uifand) -Les aseguro que la empresa que formó parte de los servicios reales desde 2010 al grupo de supuestos expoliadores petroleros de Petróleo y Gas Venezolano SA (Pdvsa). Y estos problemas se intensificaron en 2011, cuando los melocotones lucharon en Andorra por el origen previamente irregular del dinero de la organización. «La primera providencia fue solicitar una entrevista al departamento jurídico de la Banca Privada de Andorra (BPA) para conocer el dictamen institucional del caso y, de acuerdo con la postura del banco, no tenía posturas para el bloque», responde el abogado a corresponder a la decisión de operar los fondos del grupo en la entidad andorrana.
Según Ferreras Garza, posteriormente “se instó a un abogado norteamericano a investigar las causas abiertas en Nueva York que podrían estar ligadas a las causas del bloqueo”. Además, sus servicios profesionales consisten en “realizar una labor de coordinación de especialistas de distintas jurisdicciones”.
La relación entre el grupo chavista y los presuntos expoliadores comenzó en 2010, según la misiva. “Si solicitaron mi ayuda en la adquisición de una empresa de ingeniería”, explica Ferreras Garza.
El abogado admitió que ese año abrió una cuenta en la BPA -entidad en la que se repitió el complot chavista para ocultar el riesgo de explotación petrolera- para cobrar sus servicios profesionales. Y precisa que la empresa que formó pronto compartió sus servicios con la empresa InverDT CA (y no con High Advisory and Consulting SA). “Entendemos lo que [esta última empresa] Es una unidad de tesorería bajo la administración directa del señor Rodríguez”.

investigacion@elpais.es

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_