abril 25, 2024

El correcto uso de la puntuación es un tema que a menudo genera confusiones y debates entre los hablantes del español. Uno de los signos que suscita mayor incertidumbre es el de los dos puntos, cuya normativa respecto al uso de mayúsculas o minúsculas después de ellos carece de consenso unánime. En este artículo, argumentaré a favor de la minúscula y explicaré por qué la coherencia y la claridad deben prevalecer en la escritura.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que las reglas gramaticales evolucionan y se adaptan a los cambios del lenguaje. La Real Academia Española (RAE) es la institución encargada de establecer y revisar las normas del idioma español. En su última publicación en 2020, en la plataforma X, la RAE dejó claro que después de los dos puntos se debe utilizar minúscula, a menos que se trate de un nombre propio o se inicie un enunciado independiente. Esta actualización refleja la necesidad de una escritura más fluida y coherente, enfocada en la comprensión global del mensaje.

 

RAE-on-X-Consultas-de-la-semana-¿Se-escribe-mayúscula-después-de-dos-puntos-En-principio-no-pues-los-dos-puntos-no-cierran-enunciado-«Leí-dos-libros-uno-de-Borges-y-otro-de-Cortázar»-Aun-así-existen-algunos-ca (2)

Los dos puntos se utilizan para introducir una enumeración, una explicación o una cita textual, entre otros usos. Después de los dos puntos, lo que sigue es una continuación del enunciado anterior, por lo que no hay necesidad de utilizar una mayúscula. Si utilizamos mayúsculas después de los dos puntos, estaríamos creando una ruptura innecesaria en la estructura del texto y generando confusión en el lector.

Algunos críticos argumentan que el uso de minúsculas después de los dos puntos puede afectar la elegancia y la formalidad del texto. Sin embargo, la elegancia no radica en el uso arbitrario de mayúsculas, sino en la habilidad del escritor para expresarse de manera clara y concisa. 

Leer más  Francisco Martinelli íntimo: sobre el éxito y la espiritualidad

De hecho, plataformas digitales como Netflix han tomado una decisión acertada al utilizar minúsculas después de los dos puntos. Esta elección contribuye a sumergir al consumidor en la historia sin interrupciones innecesarias, permitiendo una lectura más fluida y una mejor comprensión del contenido.

Sin embargo, a pesar de las recomendaciones de la RAE, algunos periódicos en Venezuela continúan utilizando la antigua regla de las mayúsculas después de los dos puntos. Este uso desactualizado puede genera discrepancia en la aplicación de la norma. La persistencia de esta práctica en los medios de comunicación puede generar confusión entre los lectores y dificultar la armonización de la escritura en diferentes contextos.

La falta de consenso y la persistencia de ciertas prácticas desactualizadas en algunos medios de comunicación resaltan la necesidad de una actualización y una mayor difusión de las recomendaciones de la RAE en cuanto al uso de los dos puntos. Sobre todo, conviene recalcar que en la escritura deben primar principios como la coherencia y la claridad en la transmisión del mensaje.

Regularizar el empleo de la minúscula de forma general tras los dos puntos, salvo en contados casos donde se requiera una pausa mayúscula, otorga coherencia y tratamiento unitario a un aspecto que genera confusión. Asimismo, favorece la fluidez y comprensión lectora sin interrupciones innecesarias.