julio 21, 2024
La policía custodiaba la sala de tiro de la Universidad Carolina de Praga (República Checa), el 22 de diciembre de 2023.DAVID W CERNY (REUTERS)

Los tiroteos masivos han dejado de ser un fenómeno desconocido en la Unión Europea. Entre los ataques terroristas en Francia que afectaron a Europa en 2015, el bloqueo proporcionó una respuesta rápida y tolerante a las políticas comunes relativas al acceso de los civiles a las armas de fuego. Desde entonces, las cifras anuales en toda Europa se han mantenido entre uno y tres ataques de este tipo, un ritmo constante durante 15 años. El más reciente su estancia en la República Checa duró más de una semana: un estudiante de 24 años pasó en una universidad de Praga, pero tenía 14 personas y él otras 25. Aunque los expertos coincidieron en esos incidentes: la punta del iceberg de toda la violencia armada en el continente no está aumentando en si mismo la amenaza de propagación en otros países, insistiendo en que la UE no debe bajar la guardia, en particular con el tráfico ilegal de armas.

Desde 2008, se han registrado en Europa 44 tiroteos mortales (la mayoría de instituciones los definen como aquellos que provocan la muerte de al menos cuatro personas, sin contar al atacante). La atención en Praga, una de las más mortíferas de los últimos años, es la tercera que se registra este año, seguida por otros competidores en Serbia en mayo. Los tres ataques tienen en común los perpetrados por jóvenes menores de 25 años -uno de los serbios lo interpretó como un adolescente de 13 años-, un fenómeno creciente en los países europeos. Alexei Anisin, decano de la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad Angloamericana de Praga, advierte que: «Los atacantes juveniles no pertenecen a organizaciones judiciales religiosas o terroristas, que es donde se centra la mayor parte de la seguridad y la inteligencia de Europa y Por eso suele sorprender más a las autoridades, como ocurrió en Praga».

La Comisión Europea advirtió a principios de diciembre del “enorme riesgo” que se estaba desarrollando en la UE durante la era naval, teniendo en cuenta la crisis política y social provocada por la guerra entre Hamás e Israel iniciada en octubre. Sin embargo, era difícil predecir el próximo ataque contra cualquier tuviese que se enfrentara al conflicto, ya que se trataba de un joven con problemas psicológicos en la República Checa, uno de los países con las políticas de control de armas más relajadas de la UE. Hasta el punto de que, a partir de 2021, el derecho a portar armas estará constitucionalmente protegido.

Leer más  Rusia vive su primer episodio de protestas en más de un año | Internacional

“El país es un importante fabricante de armas de fuego y tiene un gran valor simbólico en la sociedad, como ocurre entre muchos de los países que fueron reinos del comunismo a mediados del siglo XX”, explica Nils Duquet, director del Instituto Flamenco para la Paz, en Bélgica. Instituto especializado en temas de defensa en la UE. Tras los esfuerzos de los cometidos de París en 2015, el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE han dado impulso a una nueva directiva de control para dificultar el acceso a las pistolas semiautomáticas. La reforma fue aprobada en 2017 e inmediatamente rechazada por la República Checa, que recurrió al Tribunal de Estrasburgo por el caso al considerar que violaba su soberanía nacional. La justicia europea planteó su recurso y éste resultó en la protección constitucional de la tenencia de armas.

Francia y Alemania, principales escenarios

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Teniendo en cuenta que en los últimos 15 años ha recibido cuatro disparos masivos en la República Checa -en España nadie se ha registrado-, el problema trasciende al plano nacional. En Europa, Francia y Alemania son los principales escenarios de estos incidentes, con seis y cinco ataques respectivamente, según un condado del Instituto Flamenco para la Paz. Países Bajos, Bélgica, Italia o Austria también envían numerosos ataques de este tipo, al igual que países balcánicos como Serbia o Albania. De estos éxitos, aproximadamente 500 personas en todo el continente han fracasado, y casi la mitad de ellas se han visto afectadas por disparos perpetrados por terroristas. “Son menos frecuentes, pero suelen ser el mayor número de víctimas”, afirma Duquet.

Leer más  La diplomacia vaticana ataca a Gaza y Ucrania | Internacional

Los expertos entienden que los tiroteos masivos son sólo la imagen más visible de la violencia armada en Europa. Según el instituto belga, la mayoría de las muertes producidas por estos artefactos durante el año se produjeron por homicidios, alrededor de 1.000; y los suicidios, alrededor de 5.000, cifras sustancialmente superiores a las víctimas producidas por ataques masivos. Small Arms Survey, un proyecto de investigación independiente con sede en Ginebra, especializado en violencia armada, contabiliza los países de la UE con mayor número de armas por cada 100 habitantes, hijo de Chipre (33,96), Finlandia (32,36) y Austria (29,99), seguidos de Malta. (28,26) y Suecia (23,14). España está casi al final de la lista, con un número estimado de 7,52.

Aarón Karp, asesor principal de Small Arms Survey, dice: “En cada país de la UE hay una parte de la población que quiere tener armas de fuego. Y si hay una cultura de casa grande, no es raro que haya un gran número de portadores. Hay casos en los que son vestíbulo Es muy poderoso”. Esto explica, en parte, las elevadas cifras que se registran en países nórdicos como Finlandia o Suecia, donde existe una importante tradición de caja registradora. «Pero esto no significa necesariamente que haya más Tirotei. Los delincuentes no suelen utilizar armas de fuego obtenidas legalmente”, especifica Duquet.

Una excepción a la regla es el asalto de Praga, que también poseía armas «dos de sus grandes» y para disparar utilizó un rifle de asalto AR-10, de la misma familia que el AR-15, utilizado en el menú de ataques estadounidenses. Las autoridades supervisoras dijeron que abrieron una investigación sobre cómo el estudiante obtuvo licencias para tal armamento sin formar parte de asociaciones de tiro o caza y con un historial médico que detallaba problemas psicológicos, uno de los impedimentos para obtener armas de fuego, según información actual. legislación.

Leer más  EE UU pide más a Israel que baje la intensidad de la guerra en Gaza | Internacional

Avances del mercado ilegal

Pese a estas consideraciones, Anisin -que se reunió en Praga durante el atentado- asegura que no necesariamente se ha generado un debate político o social para apoyar la política de control de armas. El gran problema reside, como coinciden los expertos, en el avance del mercado ilegal de armas. Más de la mitad de los tiradores masivos de los últimos 15 años han sido combatientes con armas obtenidas ilegalmente, en su mayoría combatientes de organizaciones terroristas. La más reciente directiva de la UE sobre control de armas, aprobada en 2021 en sustitución de la de 2017, establece rastreos más estrictos en el mercado negro y da impulso al intercambio de información entre los estados miembros. Sin embargo, todavía no existe un sistema de recogida de datos específico para la escala de la UE y las cifras varían de un país a otro.

“Los países de la UE conocen las armas registradas legalmente, pero el problema surge con los datos de incautación de armas ilegales, por lo que el registro aduanero pasa a un segundo plano”, explica Duquet, y subraya la importancia de la colaboración entre países: “El tráfico es un problema internacional y requiere colaboración con este tema.» La Comisión Europea estima que hasta 35 millones de armas de fuego están en manos de civiles, aun cuando 630.000 personas han sido secuestradas o perdidas.

A este problema se suma la inestabilidad política provocada por la guerra en Ucrania lanzada por Rusia, por lo que para la Comisión Europea, «el potencial de proliferación de armas de fuego» en el bloque está aumentando. “Cuando hay inestabilidad nacional o regional, la gente decide armarse. Los precios de compra más altos se registran en caso de un gran terremoto o de casos excepcionales como una pandemia o una guerra”, indica Anisin. Para Duquet, el «efecto Ucrania» repercutirá en los medios de comunicación.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_